Van Gogh, autorretrato

LA CULTURA, EL CONOCIMIENTO, EL ARTE Y LA CIENCIA. (Van Gogh, autorretrato) JUAN YÁÑEZ, desde San Juan de los Morros Venezuela, les da la más cordial bienvenida...


lunes, 13 de abril de 2015

Revelan que asesores del Gobierno con pasaporte diplomático tejieron red de lavado en Andorra

Nelson Merentes
       La investigación del Grupo Antiblanqueo de Andorra evidencia que dos asesores del ministro de Economía y Finanzas para 2004, Nelson Merentes, hoy presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), transfirieron grandes sumas a la cuenta del ex jefe de la División contra Drogas del Cicpc, Norman Puerta Valera, quien tiene registro policial por tráfico de heroína.
La Justicia de Andorra detuvo al comisario Puerta Valera el 7 de junio de 2010 por “la presunta comisión del delito de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico” y desde entonces se investiga la estrecha relación entre Venezuela y el paraíso fiscal que constituyó la Banca Privada de Andorra (BPA).
Este caso de blanqueo de capitales dio pie al reportaje elaborado por el Consorcio Iberoamericano de Periodistas de Investigación (CIPI) el cual hoy Correo del Caroní publica en simultáneo con un grupo de medios del hemisferio con otros medios hermanos de Iberoamérica. Una publicación que además de celebrar el trabajo conjunto del periodismo más allá de las fronteras, apuntala a la formación de sociedades informadas.
■ Consorcio Iberoamericano de Periodistas de Investigación, CIPI
Los miles de millones de dólares que encendieron el alerta internacional por presunta corrupción en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), no eran lo único que se lavaba en la Banca Privada de Andorra (BPA). Funcionarios vinculados a otros ministerios e instituciones del Estado venezolano desfilaron por las oficinas que instaló el banco andorrano en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT) en el este de Caracas. Utilizaron esa entidad y su filial en Panamá para legitimar grandes cantidades de dinero producto de operaciones sospechosas, según revelan documentos oficiales de la Policía de Andorra, entre 2010 y 2012.
Norman Danilo Puerta Valera
 La detención del comisario Norman Danilo Puerta Valera, exjefe de la División Contra Drogas de la policía científica de Venezuela (CICPC, entre 2004 y 2007) fue el escándalo que develó la estrecha relación entre Venezuela y la BPA. Lo aprehendieron el 7 de junio de 2010 por “la presunta comisión del delito de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico”, reza el expediente enviado por la Justicia de Andorra a la Fiscalía de Venezuela ese mismo año.
Puerta Valera tenía una cuenta en la BPA con de 1.446.992 dólares americanos, que abrió en 2006 en una oficina instalada en Caracas. Nunca declaró que era un funcionario policial de alta jerarquía, pues eso lo convertía inmediatamente en una Persona Expuesta Políticamente (gente cuyas cuentas y transacciones deben ser vigiladas con atención). El único documento que consignó fue un carnet de membresía de la Asociación de Ganaderos del Distrito Mauroa del estado Falcón. En un video publicado el 17 de julio de 2012 en Youtube, el ex policía relata cómo fue captado por el español Xavier Mayol González, directivo de la BPA que abrió la oficina de Venezuela, y por una de las representantes de la entidad en el país, la venezolana Mariela Milagros Prieto González.

Norman Danilo Puerta Valera, el ex comisario antidrogas venezolano  detenido en Andorra con una cuenta equivalente a $ 1,4 millones e investigado por lavado

La documentación del Grupo Antiblanqueo del Principado de Andorra tiene más de 150 folios con declaraciones de los sospechosos y las actuaciones de fiscales y jueces desde 2007 hasta 2010. También se incluyen las actas de los interrogatorios a Puerta, en las que involucra a dos funcionarios de un despacho gubernamental: Tulio Antonio Hernández Fernández y Gabriel Ignacio Gil Yánez, quienes fungían o se presentaban como “asesores del ministro de Economía y Finanzas”, según consta en las copias de los pasaportes diplomáticos consignados ante BPA y a los que se tuvo acceso.

Danilo Puerta

 El contenido de la investigación —denominada por las autoridades de Andorra como Operaciò Cru (Operación Crudo)— confirma en buena parte lo expresado por la Unidad Contra el Crimen Financiero del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (Fincen en siglas en inglés): la red de lavado de dinero en la que participaban funcionarios venezolanos de alto rango contó con la complicidad de agentes y empleados de BPA para desviar grandes sumas de dinero y esconderlas en el paraíso fiscal. Así lo reseña el informe preliminar del Fincen publicado el 10 de marzo de 2015.

Salvoconducto de lujo
Los pasaportes diplomáticos de Hernández Fernández y Gil Yánez fueron emitidos el 30 de diciembre de 2004 por la Cancillería venezolana. Para esa fecha, la cartera de Economía y Finanzas estaba en manos de Nelson Merentes, hoy presidente del Banco Central de Venezuela (BCV). Hernández había sido condenado por la justicia venezolana por tráfico de heroína en el año 2000, mientras que Gil Yánez estuvo preso en 2010 por intento de robo de una aeronave.
GacetaEditada2
Un funcionario de la Cancillería venezolana, que pidió no ser identificado, contó que durante el gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) se hizo frecuente la emisión de pasaportes diplomáticos para asesores de ministros. “Estas solicitudes generalmente llegaban a la Cancillería desde Miraflores (sede del Ejecutivo), de la Secretaría de la Presidencia. Estos documentos se aprobaban porque era una orden del Presidente de la República, y así dice el Reglamento de Pasaportes”, indicó.

Damian Prat
Las columnas de Damián Prat sobre el caso Andorra
Desde que, en marzo, estalló el escándalo de manejo y blanqueo de capital en el BPA de Andorra, caso en el que hay venezolanos involucrados, Damián Prat ha analizado el tema en su columna,Público & Confidencial.
La insistencia de Prat radica no solo en el hecho en sí, sino en el silencio gubernamental en torno de los venezolanos involucrados en el escándalo.
Lea los escritos aquí:
■ Los “hombres nuevos antiimperialistas” entre escándalos de corrupción bancaria en Europa (del 10 de marzo de 2015)
■ ¿No van a explicar al país lo de la “lavadora” de $? (del 16 de marzo de 2015)
■ Se hacen los “ciegos, sordos y mudos” con lo de la “lavadora” que los embarra (del 19 de marzo de 2015)

La Dirección de Inmunidades y Privilegios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela es la dependencia que autoriza la emisión de pasaportes diplomáticos. El decreto que regula la emisión de estos documentos en Venezuela está vigente desde 1974.
La figura de “asesor de ministro” no aparece entre los 12 cargos o funciones que tienen derecho a recibir un pasaporte diplomático. Sin embargo, el Reglamento de Pasaportes  faculta al despacho de Relaciones Exteriores a otorgar pasaportes diplomáticos a otras personas “cuando así lo ordene el Presidente de la República”.
Algunos ministerios también comenzaron a solicitar pasaportes directamente a la Cancillería, dijo el funcionario. “Pero en estos casos se consultaba con el ministro o viceministro (de Relaciones Exteriores). Si ellos los autorizaban, se emitían”. Alí Rodríguez Araque era el ministro de ese despacho para la fecha, mientras que el general Arévalo Enrique Méndez ocupaba el viceministerio.
Un allegado a Hernández y Gil confirmó que los pasaportes habían sido tramitados a través de la Secretaría de la Presidencia, que para ese entonces estaba a cargo del coronel del ejército Manuel Barroso.
“En esa época se otorgaron pasaportes diplomáticos a varios asesores de ministros. Por ejemplo, recuerdo el ministerio de Finanzas”, precisó el funcionario.
El narcotraficante colombiano Farid Feris Domínguez, alias “El Médico”, también tenía en su poder un pasaporte diplomático que lo acreditaba como asesor del ministro de Finanzas, cuando fue detenido en Venezuela el 22 de septiembre de 2006. En una entrevista realizada por el periodista Gerardo Reyes, en el Nuevo Herald (14/01/07), el capo aclaró que nunca conoció al ministro Merentes, pero sí dijo que era amigo del comisario Marcos Chávez, director de la policía científica de Venezuela.
Un “asesor” que traficaba heroína
Tulio Antonio Hernández Fernández nació en Barquisimeto, estado Lara, tiene 48 años y aparece registrado en el Consejo Nacional Electoral (CNE) como votante en esa ciudad. La última vez que cotizó en el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) fue en 1990, como trabajador de la antigua Embotelladora de Refrescos Marbel, ubicada en la vieja carretera Barquisimeto-Yaritagua, también en el estado Lara.

                Tulio Antonio Hernández Fernández
Su nombre aparece en la investigación de la Policía d’Andorra y el Grup de Delinqüenciència Organizada i Blanqueig como uno de los supuestos funcionarios del Gobierno venezolano que transfería grandes sumas de dinero a varias cuentas abiertas en la sucursal de Banca Privada D’Andorra (BPA) en el principado.
Al menos dos de estas cuentas en BPA estaban registradas a nombre del comisario Norman Danilo Puerta Valera, quien estuvo detenido en Andorra en dos ocasiones por esta investigación sobre presunto lavado. Puerta declaró ante las autoridades que el saldo de 1,4 millones de dólares provenía de transacciones por la venta de ganado en Venezuela, sus prestaciones sociales (aunque para la fecha no había sido jubilado) y una deuda que contrajo.
Una fuente de la investigación en Andorra reveló que Hernández Fernández y Gil Yánez llevaban maletas —vía valija diplomática— llenas de dinero en efectivo que repartían en distintas cuentas en la BPA. Sin embargo, el expediente de las autoridades andorranas asegura que Hernández Fernández nunca viajó al principado. “Se desplaza su mujer y gerente de la sociedad United Consulters de Venezuela. Este señor abre dos cuentas denominadas Crown Investors y Central Togo. Las sociedades son compradas a través de BPA Serveis, a un despacho en Panamá”, precisa uno de los documentos.
Hernández Fernández tiene antecedentes penales. En 1991 fue condenado por lesiones intencionales graves. Fue detenido en 1999 junto a otros cuatro venezolanos en el estado Zulia —al occidente del país— cuando la policía científica le incautó 1,4 kilos de heroína. La Fiscalía venezolana le imputó cargos por tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas. En el juicio admitió los hechos. Recibió una sentencia de siete años y seis meses; pero estuvo preso solo 11 meses y 11 días. La jueza del caso, Luisa Rojas de Isea, le otorgó una “medida cautelar” que le permitía cumplir la pena en libertad bajo un régimen de presentación que se extendió hasta 2008.
Hernández estaba “cumpliendo” una condena en libertad por tráfico de drogas cuando recibió el pasaporte diplomático con el número 532/2004 que le permitía fungir en el exterior como “asesor del ministro de Finanzas”. Desde 2002 —año del paro petrolero contra Chávez— hasta finales de 2004, en la cartera de Finanzas estuvo el economista Tobías Nóbrega, quien fue luego imputado por corrupción durante su gestión por la sobrefacturación, de más de 5 millones de dólares, en la compra por parte del Estado de dos edificios en Caracas.
El expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, destituyó en diciembre de 2004 a Nóbrega —casi seis meses después de que el escándalo estallara— y en su lugar designó al matemático Nelson Merentes. Nóbrega huyó a Portugal. En 2011 la Contraloría venezolana lo halló responsable de peculado doloso y le impuso una sanción que le impide ejercer cargos públicos durante 15 años.
Merentes, entonces presidente del Banco de Desarrollo Social (BANDES), asumió el despacho de Finanzas a partir del 7 de diciembre de 2004. Tres semanas después, la Cancillería venezolana autorizó y emitió los pasaportes diplomáticos de Hernández Fernández y Gil Yánez como “asesores del ministro de Finanzas”.
En el expediente judicial llevado en Andorra también se detalla que Hernández Fernández era cliente de BPA y representante, junto a su esposa Yajanira Dayana Ontiveros Linares, de las empresas panameñas Alhambra Gold Holding, registrada el 28 de marzo de 2006; y Central Togo, registrada el 14 de febrero de 2007, según consta en los archivos de la Notaría Primera de Panamá.
Yajanira Dayana Ontiveros Linares
Yajanira Dayana Ontiveros Linares, la esposa de Hernández Fernández, viajó a Andorra
Hernández Fernández se jactaba ante amigos y conocidos de que tenía una oficina en el Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo venezolano. Tanto él como su esposa frecuentaban el Country Club de Barquisimeto. La familia de Hernández mantiene un perfil público en esa ciudad del occidente de Venezuela, donde su hermano, Jorge Hernández, es dueño del equipo de baloncesto profesional Guaros de Lara y tiene estrechos vínculos con altos funcionarios del chavismo.
En el acta de interrogatorio —del 9 de junio de 2010— quedan registradas las preguntas que le formuló la jueza instructora andorrana, María Àngels Moreno Aguirre, a Norman Danilo Puerta Valera:
—¿Sabía usted que Tulio Hernández Fernández había sido condenado por tráfico de heroína en Venezuela?
—No lo sabía, pero el banco debía haber sabido. Los nombres, conexiones y antecedentes de las personas detenidas, no los demás.
—¿Cómo es posible que siendo un comisario de policía no verificara los antecedentes de sus interlocutores, a los cuales daba la confianza de enviar tales cantidades de dinero en efectivo?
—No se me ocurrió ya que eran representantes de un banco y esto les daba confianza y respeto. El que llevaba la batuta en dicha empresa y hablaba era Gabriel Gil Yánez y Tulio Hernández Fernández, quien estaba presente pero en un segundo plano.
Un testigo vinculado al caso, que accedió a declarar para este trabajo bajo condición de anonimato, aseguró que otra empresa de Hernández Fernández, United Consulters de Venezuela, con sede en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco de Caracas, CCCT, operaba como una casa de cambio ilegal: “Diputados, gobernadores, ministros, testaferros, militares y hasta comisarios de la Policía científica desfilaban por esa oficina con grandes sumas de dinero en bolívares. Vendían y compraban dólares que en ocasiones enviaban a cuentas en el extranjero”.
La oficina de Hernández tenía un problema: tenía dólares, pero se quedaba sin existencia de bolívares. “Entonces recibía grandes sumas de dinero, a modo de préstamos, de sus clientes. Uno de ellos fue el empresario Raúl Gorrín, quien a su vez obtenía préstamos del Banco Canarias, gracias a su relación con el banquero Álvaro Gorrín, a quien defendió en el caso Microstar”.
La misma fuente, que prefirió resguardar su identidad, comentó que en una de sus transacciones comerciales con sus clientes, United Consulters de Venezuela emitió un cheque al abogado y empresario Raúl Gorrín por Bs. 890 millones, equivalentes a $ 1,9 millones a la tasa de cambio oficial en 2007. Gorrín es actualmente copropietario del canal de noticias venezolano Globovisión.

Con pasaporte diplomático y maleta de dólares
Gabriel Ignacio Gil Yánez 
Gabriel Ignacio Gil Yánez también nació en Barquisimeto y tiene 45 años. Portaba el pasaporte diplomático número 530/2004 como asesor del entonces ministro de Finanzas, Nelson Merentes.
En el informe de la Unidad Antiblanqueo de Andorra, Gil Yánez aparece como accionista y director de la sociedad mercantil Pepperpot, creada en 1997 e inscrita en 2009 en el Registro Mercantil 5to de Caracas. Esta compañía, con sede en el exclusivo Centro Empresarial La Lagunita de la capital venezolana, enunciaba entre sus servicios y actividades la construcción y remodelación de inmuebles, aunque en la práctica actuaba como un “banco de segundo piso”, una entidad que facilitaba transacciones y permutas en moneda extranjera.

Gabriel Ignacio Gil Yánez
Como trabajador de esa misma empresa, Gil cotizó en el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) por última vez en enero de 2015. Esta empresa también “tiene en marcha la construcción de 52 apartamentos en Venezuela, así como en el proyecto de asfalto en Maturín”, según consta en la documentación.
El 3 de marzo de 2006, Gabriel Ignacio Gil Yánez abrió una cuenta con la que adquirió una sociedad panameña en BPA, llamada North Hilton Investment. De acuerdo con la información obtenida por esta investigación, al principio Norman Puerta entregaba grandes cantidades en bolívares a Gil en Venezuela, quien se encargaba de ingresar el contravalor en euros en la cuenta en Andorra. “Suponemos que Gil cobraba una tarifa por la gestión, pero BPA no participaba de esta operación”, reseña el informe.
Las autoridades de Andorra indican que ninguno de los implicados en la investigación —Norman Danilo Puerta Valera, Tulio Antonio Hernández Fernández, ni Gabriel Ignacio Gil Yánez— había proveído pruebas del origen lícito de los fondos depositados en BPA.
Según la fuente citada en la documentación, Gil manifestaba que siempre que realizaba ingresos en la cuenta, estos eran previamente declarados en la aduana española. Una de las transferencias que consta en ese informe es la que hizo el 25 de octubre de 2006 por un monto de € 221.400 en efectivo a la cuenta de Puerta Valera. Además, Santiago Roselló Piera, director ejecutivo de BPA —hoy detenido por las autoridades— afirma en su declaración que Gil sí viajó a Andorra a firmar documentos referentes a la apertura de su cuenta.
En el documento de la Unidad Antiblanqueo de Andorra se explica que debido al elevado importe de los ingresos en efectivo —que llegó hasta 2,5 millones de dólares—, el BPA informó a Gil Yánez y a Hernández Fernández que no podrían continuar con estas operaciones, razón por lo que ambos acordaron enviar el dinero a través de transferencias bancarias. “Aún así, la escasa información que se recibe de los clientes y la opacidad con la que trabajan, ocasiona la declaración de sospecha presentada por BPA ante las autoridades de Andorra”, cita el informe obtenido por esta investigación.

Sin embargo, una nota del mismo documento contra Norman Puerta Valera resalta que Gabriel Gil Yánez nunca ha formado parte de la organización de BPA “ni directa ni indirectamente como empleados o colaboradores y, por tanto, nunca han recibido directrices de negocio de Banca Privada de Andorra”.
Una fuente que accedió a hablar a esta investigación bajo condición de anonimato afirmó: “Gabriel Gil viajaba con frecuencia a República Dominicana. Volaba hasta allá y regresaba con maletas llenas de dólares, algunas veces hasta con diez millones. Llegaba por el aeropuerto de Santo Domingo, en el estado Táchira [frontera entre Venezuela y Colombia], donde conocía a un militar amigo, y luego conducía hasta Caracas”.
Preso por una avioneta
Gabriel Gil tuvo que enfrentar la justicia unos años más tarde. El 4 de diciembre de 2010 fue acusado por el robo de una avioneta en el aeropuerto Óscar Machado Zuloaga de la localidad de Charallave, a 28 kilómetros de Caracas. Permaneció tres años detenido en la cárcel de Yare III por los delitos de apoderamiento ilegítimo de aeronave en grado de frustración, resistencia a la autoridad y asociación para delinquir. Quedó en libertad en 2014, después de cumplir su condena.
Nunca recibió la medida cautelar que solicitó en reiteradas ocasiones.
Además, Gil Yánez fue vinculado con un militar dominicano, identificado como Jorge Pércival De Marchena, quien era investigado por el gobierno de Estados Unidos por tráfico de drogas, lavado de dinero y trata de personas, según un informe de inteligencia de las Fuerzas Armadas de República Dominicana.
Una nota publicada el 26 de octubre de 2011 en el diario dominicano Acento, sobre los nexos comerciales de De Marchena, indicaba que Gabriel Ignacio Gil Yánez, era “investigado en su país por lavado de dinero proveniente del tráfico internacional drogas”.
Al venezolano se le vinculó también con el hijo del militar Pércival. Diario Digital, una publicación de Punta Cana, reseñó el 25 de octubre de 2011 que Jorge Humberto Pércival Peña, hijo del capitán, estuvo negociando con Gil Yánez la compra de un avión en España, “que utilizarían para hacer actividades ilícitas, pero esta operación no se llevó a cabo porque Gil fue arrestado en Venezuela por las autoridades antinarcóticos”.
Gil Yánez registró, el 12 de marzo de 2010 en República Dominicana, una empresa llamada Airflow Corp, según consta en los registros de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo.

Actualmente Gil Yánez se encuentra en la ciudad venezolana de Barquisimeto.
La “reclutadora” de BPA en Caracas

FUENTE
Correo del Caroní
Director: David Natera Febres

miércoles, 18 de marzo de 2015

Maduro, Rousseff y Fernández, entre los peores sucesores presidenciales de América Latina

Las falsas sonrisas que esconden una realidad imposible de ocultar
marzo 17, 2015 12:30 pm   EFE 

 EL BLOG OPINA
                             Lamentable situación político, social y económica de unos incapaces de órdago, con promesas de las mil y una noches. Soberbios que ahora no encuentran un hueco por donde huir, que se creyeron salvadores del mundo y en su ignorancia llevaron y aún llevan a sus respectivas naciones al holocausto más cruel. Estos tres buenos para nada en sus mejunjes políticos de improvisada factura y una corruptela digna del famoso Alí Babá y los Cuarenta Ladrones coartaron toda esperanza de cambio positivo en los pueblos por ellos gobernados.  Nicolas, Dilma y Cristina una pesadilla de la que aún dista mucho despertar.

                     Las dificultades políticas y económicas que asoman en América Latina después de la bonanza parecen cebarse especialmente en los países con mandatarios que llegaron al poder con la herencia de su antecesor como principal capital político. EFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es el último ejemplo de lo que algunos analistas ya han definido como la “crisis de los sucesores”, que afecta también a Cristina Fernández en Argentina y a Nicolás Maduro en Venezuela.

La excepción a la regla es el “sucesor” por antonomasia de los presidentes latinoamericanos, Raúl Castro, heredero del poder conquistado por su hermano Fidel en la revolución de 1959.

Rousseff, quien acaba de iniciar su segundo mandato consecutivo, ha perdido mucho respaldo popular, principalmente debido a un gran escándalo de corrupción en la empresa estatal Petrobras y al “parón” de la economía brasileña, lo que se ha traducido en multitudinarias manifestaciones de protesta en las principales ciudades de su país.

Por razones distintas en lo político, aunque similares en lo económico, Fernández y Maduro tampoco están en su apogeo.

Los tres tuvieron una oportunidad única de llegar a la jefatura de Estado al ser designados por sus antecesores como herederos de su legado político.

Sin duda se ganaron los votos con los que fueron elegidos -Rousseff y Fernández dos veces consecutivas-, pero sin Luiz Inácio Lula da Silva, Néstor Kirchner y Hugo Chávez sus carreras políticas seguramente hubieran sido distintas o, al menos, hubiesen tenido otros tiempos.

Caso Brasil
El hoy expresidente Lula, que tras dos mandatos consecutivos no podía volver a postularse, designó a Rousseff, que entonces era la jefa de su gabinete, candidata presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones de 2010, en las que ganó en la segunda vuelta.

También fue quien lanzó a Rousseff a la reelección, que se concretó en los comicios de 2014, también en una segunda instancia.

Cuando ya ha pasado el ecuador de su segundo mandato el popular Lula, al que prácticamente no le afectó en su imagen la salida a la luz un gran escándalo de corrupción durante su gobierno, anunció a Rousseff como su sucesora y alegó que quería que Brasil fuera gobernado por una mujer.

Pero además Rousseff no era nueva en la política.

Los Kirchner en Argentina
En 2007, el entonces presidente argentino, Néstor Kirchner, también designó a la hoy mandataria Cristina Fernández, con la que llevaba casado desde 1975 y tenía dos hijos, como candidata a las elecciones presidenciales de ese año.

Kirchner podía haber optado a la reelección, pero decidió que fuera la “pinguina” -le gustaba identificarse como un pinguino por ser de la Patagonia- la que aspirase a gobernar Argentina en el periodo 2007-2011 y ella, que había hecho carrera política en el Senado, no le defraudó, pues obtuvo un resonante triunfo electoral.

Para la reelección en 2011, Fernández no pudo contar con el apoyo de Kirchner, pues había fallecido un año antes, pero sí del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien señaló que Argentina la necesitaba para mantener el rumbo.

Chávez y Maduro
Chávez, a su vez, dejó un sucesor antes de morir de un cáncer en 2013: Nicolás Maduro, su canciller y en sus últimos tiempos vicepresidente ejecutivo.

Maduro ganó las elecciones de abril de 2013 por un estrecho margen, lo que llevó a la oposición a no reconocer su legitimidad.

En 2014 cuando no llevaba ni un año en el poder afrontó una ola de protestas contra su gobierno que derivaron en violencia y en detenciones de políticos opositores y estudiantes.

La polarización política se agudizó y la situación económica empeoró, debido en parte a la caída de los precios del petróleo.

La economía de Venezuela registró una contracción en 2014, lo mismo que ocurrió con la de Argentina.

Últimos acontecimientos
Fernández, que en diciembre próximo entregará el poder, se enfrenta pocos meses antes a su despedida de la Casa Rosada a una grave crisis política, a raíz de la muerte en circunstancias no aclaradas del fiscal Alberto Nisman.

El fiscal murió de un disparo en la cabeza poco después de haber denunciado a Fernández, al canciller Héctor Timerman y otros oficialistas por encubrimiento de terroristas iraníes.

El caso Nisman ha puesto al Gobierno argentino bajo sospecha y ha servido de aglutinador del descontento contra el kirchnerismo, que está en el poder desde 2003.

Desde ese mismo año lleva gobernando ininterrumpidamente el Partido de los Trabajadores de Brasil y aún más tiempo el chavismo en Venezuela, pues el tres veces reelegido Chávez asumió su primer mandato en 1999.

Por el contrario, Raúl Castro está en su mejor momento.

Apuntalado por el salvavidas económico que supone la alianza con Venezuela que fraguó su hermano mayor, ha emprendido la renovación de las estructuras económicas de Cuba, ha llegado a un histórico acuerdo con EE.UU. para normalizar las relaciones bilaterales y se prepara para negociar un acuerdo con la Unión Europea.


Su “estrella” puede brillar aun más si el Gobierno de Barack Obama logra que el Congreso levante el embargo económico a Cuba.

viernes, 27 de febrero de 2015

El diario opositor ‘Tal Cual’ es la última víctima del cerco a la prensa


EL BLOG OPINA
                          El gobierno cree que silenciando a la prensa o cualquier otro órgano de información se acaba la crítica a su desastrosa gestión. Difícil comisión porque la incapacidad viene de lejos. Pasan ya los 3 lustros de querer imponer una idea elucubrada por una mente confundida y estrecha. Esto seguirá hasta que no se aguanten ni a ellos mismos. Cuestión de tiempo.   

El periódico de Petkoff deja de circular en su formato impreso y pasa a semanal

CATALINA LOBO-GUERRERO Caracas 26 FEB 2015 - 23:15

"Hola Hugo", fue el gran titular en letras negras de la primera edición de Tal Cual, que circuló el lunes, 3 de abril de 2000. El diario de opinión, provocador y crítico, nació como respuesta a los primeros intentos del presidente Hugo Chávez de silenciar a quienes le resultaban incómodos. Y Teodoro Petkoff, desde la dirección del diario El Mundo, era una molestia permanente. Por presiones del Gobierno lo despidieron, pero tres meses después, gracias al apoyo de un grupo de inversionistas, lanzó Tal Cual. "Aquí estamos, otra vez. Creyeron que nos iban a callar. Bueno, no pudieron", decía el editorial de estreno. Pero hoy publica su último número como diario para pasar a ser semanal.
El diario opositor venezolano ‘Tal Cual’ logra un mes más de vida
Petkoff no le tiene miedo al tiempo
El director de un periódico pide investigar al ‘número dos’ del chavismo
Petkoff lanza su candidatura para las presidenciales de Venezuela
La oposición cierra filas en torno al encarcelado alcalde de Caracas
Hablar de Tal Cual es hablar de Petkoff. El símbolo del diario es una viñeta del venezolano, con sus lentes cuadradas y su característico bigote, y el lema del periódico resume el estilo de expresarse de su fundador, “claro y raspao”. Economista y militante de izquierda, exguerrillero, fundador del partido Movimiento al Socialismo (MAS), diputado del Congreso y ministro de Gobierno, Petkoff ha sido uno de los hombres más influyentes en la vida nacional. Sus editoriales, publicados en un inicio en la tapa del vespertino, eran leídos como un compás para saber para dónde iba el país, tanto por oficialistas como opositores.

Pero en los últimos meses Tal Cual se ha quedado sin fuerza. La salud de Petkoff, de 83 años, se empezó a deteriorar al mismo tiempo en que los anunciantes, afectados por la crisis económica, pero también por las presiones del Gobierno, fueron retirando sus avisos. “Los números no están en rojo, están en morado”, dice el jefe de redacción Xabier Coscojuela, quien está llevando las riendas en el proceso de conversión de diario a semanario, en un esfuerzo por salvarlo. La edición diaria circulará por última vez este jueves y el 75% de los empleados, que de por sí ganaban sueldo mínimo, se irán a sus casas.

La versión digital, a cargo de Omar Pinedo, antiguo compañero de lucha de Petkoff desde el MAS, continuará actualizándose a diario. Pinedo recuerda con nostalgia que el periódico llegó a tener 42 páginas y una planta de casi 100 reporteros que rompían titulares denunciando y criticando medidas del Gobierno pero también de la oposición. “Teodoro tenía una visión que el diario debía ser como un tábano en el lomo de un caballo con el poder y ese espíritu fue captado por esa generación de periodistas que tuvimos en el periódico”.

Como un semillero de periodistas, así recuerda Valentina Lares la redacción de los primeros años de Tal Cual. “Era una cofradía bien bonita. Éramos muy cercanos y todas y todos éramos papito para Petkoff”, dice sobre el apodo cariñoso del director.

Pinedo recuerda con nostalgia que el periódico llegó a tener 42 páginas y una planta de casi 100 reporteros
Después del golpe a Chávez en 2002 y del paro petrolero contra el Gobierno, a los que se opuso Petkoff —lo que le valió que sectores de la derecha lo tildaran de chavista—, el diario sufrió su primer revés económico y no volvería a recuperarse. Luego vinieron las investigaciones de la oficina de impuestos, las demandas judiciales, que según el abogado de Tal Cual, Humberto Mendoza de Paola, son nueve en total. Estuvo a punto de quebrar también cuando fue multado por una carta que le escribió el humorista Laureano Márquez a Rosinés Chávez, la hija menor del fallecido presidente, en una columna en noviembre de 2005. Pero organizaron una colecta pública y gracias al apoyo de la gente lograron pagarla.

Entre los lectores, la ausencia de Petkoff, quien desde principios de año no ha vuelto a escribir sus columnas, y la transformación en semanario son otra baja para el periodismo impreso venezolano, que ha sufrido las consecuencias de ser crítico ante el Gobierno de Maduro. “Es un repliegue táctico, para usar el lenguaje del Gobierno. El periódico sigue resistiendo”, dice Laureano Márquez.


El año pasado, escritores y periodistas organizaron un acto de solidaridad con Tal Cual después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, demandara a un columnista, a Petkoff y a toda la junta directiva, argumentando que le atribuyeron una frase que él no pronunció. La juez que está llevando el caso les prohibió salir del país y quedaron sometidos a régimen de presentación semanal mientras se adelanta el juicio. Más delgado que de costumbre, pero con la misma voz recia, Petkoff se dirigió a sus amigos esa tarde: Tal Cual no es un periódico, es una política, un sentido de la vida que nos compromete. Me siento orgulloso del papel que poco a poco ha terminado por jugar en la vida venezolana”.

domingo, 18 de enero de 2015

La invitación a Ramo Verde (Jorge Arreaza)


ELÍAS PINO ITURRIETA
18 DE ENERO 2015 - EL NACIONAL Caracas

El vicepresidente ejecutivo, profesor Jorge Arreaza, ofreció hace poco unas declaraciones que claman por un comentario. Tal vez conducido por la desmemoria de lo que aprendió en Cambridge, trono de sabiduría en el cual habitualmente se entrenan los alumnos en el manejo equilibrado de los vocablos, hizo una insólita invitación.

Las celdas de Ramo Verde esperan a los venezolanos que “vulneren la paz”, dijo sin siquiera parpadear. No parece convite de un muchacho de británico cuño, sino amenaza propia de los chácharos que uno sentía desaparecidos de la faz de Venezuela. No solo estamos frente a una afirmación personal, sino también ante un rasgo general de la “revolución” sobre los cuales conviene detenerse.

Veamos, primero, el asunto de la vulneración de la paz. El declarante no ofrece detalles sobre lo que significa. Nos deja en un peligroso limbo debido a que, según el entendimiento de un académico inglés, puede relacionarse, verbo y gracia, con el vuelo de una mosca que incomoda el silencio de las bibliotecas.

Hay que buscar de inmediato el insecticida, con el objeto de evitar la molestia de unos eruditos que estudian para provecho de la humanidad. Pero, ¿si la traducción del limbo no depende del modoso Arreaza, sino de un funcionario como Tareck el Aissami, por ejemplo? Aquí el limbo se complica, se vuelve purgatorio o infierno.

 Hace poco, el gobernador de Aragua rodeó de policías y de guardias nacionales la estatua maracayera de Bolívar para impedir a los copeyanos, quienes estaban festejando el cumpleaños de su partido, que pusieran una ofrenda floral ante la estatua del héroe. Colocar flores a los pies del Padre de la Patria puede vulnerar la paz, si nos atenemos al proceder del mandatario regional, y puede conducir a las celdas de Ramo Verde.

Ramo Verde es una cárcel emblemática de nuestros días, como fue La Rotunda durante el gomecismo. La “revolución” le ha concedido celebridad porque la ha convertido en aposento de sus adversarios más famosos, pero también porque su alcaide ha cometido escandalosas felonías con algunos de los cautivos. En una ocasión permitió que los guardias arrojaran bolsas de mierda y orines a un grupo de ellos, como es de público conocimiento.

 El vicepresidente ejecutivo no buscó una prefectura corriente, ni un retén desconocido, para señalar el destino de los enemigos de una paz sobre cuya vulneración se tendría cabal información si hubiera hablado con un látigo en la mano. Tal vez pensara que la sola mención de Ramo Verde fuese suficiente para suplir las carencias de su media lengua, o que un chácharo de Maracay abundaría después en el tema sin necesidad de hacer un discurso. Cambridge no hace milagros en todos sus estudiantes, pero algo se aprende en sus pupitres.

Hace poco, el venerable José Vicente Rangel dijo que hacía yo insostenibles analogías con el gomecismo. La “revolución” bolivariana y la tiranía gomera son incomparables, afirmó. Tiene toda la razón. Don Juan Vicente premió a los maridos de sus hijas sin provocar escándalo. Los ponía a engordar en los rincones, sin que el público se enterara del premio que concedía a los caballeros que se habían ocupado del blanqueo de la prole femenina.

 Ninguno de sus yernos llegó a vicepresidente, ni se dio a la tarea, a cuenta de guapo y apoyado, de asomar amenazas indignas de una sociedad republicana. También le sobra razón al venerable José Vicente Rangel cuando distingue entre los procedimientos de las cárceles de esa época tenebrosa y los de la actualidad. No es lo mismo el tortol que un baño de mierda. Por el olor, entre otras cosas.Tropelías parecidas o peores se sufrieron después, en los tiempos de la democracia representativa que él denunció en su impetuosa época estelar ya lejana, cuando luchaba contra los poderosos en lugar de ponerse a justificarlos.


Sin embargo, comprenderá el venerable que la imaginación vuele sin freno cuando, ante sugerencias como la del profesor Arreaza, o frente a conductas como la del gobernador de Aragua, se ponga uno a pensar en las palabras sin maquillaje que pronunciaron los acólitos de los mandones viejos, en Eustoquio Gómez y en otras encarnaciones de la oscurana. Durante el gomecismo no se necesitaban hojas de parra.

domingo, 23 de noviembre de 2014

LA DUQUESA DE ALBA Se tarda mucho tiempo en ser joven

 María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva. (Duquesa de Alba)

MARÍA LUISA FUNES ABC_GENTE / MADRID   23/11/2014

                                               Si algo se puede decir sin rubor, es que la duquesa de Alba ha vivido la vida a su manera, libre e independiente. Las modas, en cambio, si han marcado su estilo personal

Los años 70 fueron la mejor época para la duquesa de Alba

La mayor extravagancia de la maravillosa María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva ha sido probablemente vestir como una señora mayor cuando solo contaba con veinte años y vestir como una adolescente cuando superaba los ochenta. Nada que reprocharle. Su espíritu se hizo más joven conforme pasaban los años. Como Pablo Picasso decía: «Se tarda mucho tiempo en ser joven». Pero cuando lo eres, lo eres para siempre… dice otra frase. Cayetana ha seguido, con o sin saberlo, estas máximas vitales.

Cuando se casó con Luís Martínez de Irujo, lucía jovencísima ataviada con trajes de chaqueta anticuados en lana gruesa, de colores no siempre favorecedores: grises, azules y negros. Lo típico de los años 40 y 50. Con poco más de veinte años, comenzó a llevar peinados de señora mayor, con el cabello relativamente corto y crepado: el estilo de las abuelas de toda la vida. Durante los veinticinco años que duró su matrimonio con Luís Martínez de Irujo, la duquesa de Alba asumió el rol de la española perfecta, con atuendos muy tradicionales y un habitual despliegue de su colección de joyas familiares: acudía a saraos y cenas de gala con diademas, pendientes, collares y peinados de impresión.

Durante las visitas de Jackie Kennedy y Grace Kelly a España -agria lucha de titanes por convertirse en la más elegante del mundo-, Cayetana aparecía más tradicional que sus invitadas. No obstante, hacía gala de su origen andaluz, llevando la mantilla en los toros o vistiendo el muy masculino traje de corto. A veces se mostraba con el tan femenino vestido de gitana, porque Cayetana, discípula de Enrique el Cojo, bailaba flamenco como los ángeles.

 

Los años pasaron y Cayetana, una de las mujeres más modernas e influyentes de España, decidió bajar su nivel de sofisticación, adaptándose al estilo de los años 70. Se convirtió en estandarte de la moda Ad-Lib y del estilo hippie, adoptando un look similar al de Brigitte Bardot. Esos fueron quizás los años de mayor belleza de la duquesa de Alba. Su cabellera lisa y rubia, sus caftanes coloridos, los pantalones y tops de flores y la sencillez de sus accesorios, hicieron de una mujer clásica un estandarte de la modernidad setentera.


A partir de entonces, y ya tomada la decisión de rizar su melena con un estilo afro inconfundible, comenzó a rejuvenecer su estilo a pasos agigantados. De hecho, al final de su vida lucía vestidos que parecían sacados de Laura Ashley o Cath Kidston, y accesorios más propios de Hello Kitty. Su colección de bailarinas infantiles de Clarys o Journee Collection era del tamaño de la de Imelda Marcos. Los accesorios florales de corte juvenil para el pelo, se convirtieron en una constante en sus peinados. Y sus joyas, otrora valiosas piezas históricas, se tornaron en brazaletes de cuerda e inconformistas pulseras de tobillo con cuentas sin valor. No en vano, Vanity Fair la incluyó en una de sus listas de más elegantes del mundo, calificándola de ecléctica y atrevida. Ciertamente lo era.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

HUGO CHÁVEZ. La firma del innombrable destructor de Venezuela ahora significa muerte:



Por Elizabeth Fuentes.

                                   Lo que ha hecho Rayma pasará a la historia del humor político en Venezuela. Con una sola línea, destruyó el logotipo más poderoso del gobierno. De hoy en adelante, la firma de Hugo Chávez será el símbolo gráfico de la muerte en un país que dejó en bancarrota.

Elogiar la inteligencia y el talento de RAYMA SUPRANI sería una redundancia. Y mucho más cuando el afecto se atraviesa y podríamos caer en la tentación de meternos a cursi porque, a estas alturas de la admiración, ya no hay manera de escribir sobre ella con la elegancia que se merece.

Pero su última pieza en EL UNIVERSAL, el portazo de adiós que les lanzó en la cara a los aún desconocidos dueños del diario, la va a catapultar a la historia del humor gráfico de Venezuela por todo lo que significa. Con una sola línea, RAYMA destruyó para siempre la firma de HUGO CHÁVEZ y , desde ayer, se le verá asociada a la muerte. Pero no solo a la muerte del sistema de salud en Venezuela, sino a todas las otras muchas muertes que se han esparcido por el país gracias a esa firma.

La firma que tantas partidas secretas firmó, tantos proyectos inútiles, tanta compra de votos y voluntades, la misma firma que a tanto corrupto protegió y enriqueció. La firma que destruyó PDVSA, sentenció a ciudadanos inocentes, catapultó vanidades y cuentas corrientes, amparó injusticias y deshizo el país una y otra vez porque detrás de la firma, solo había un buen actor con ambición de poder.

La firma que, mejor metáfora imposible, aún después de la muerte de HUGO CHÁVEZ, sigue funcionando para abusar, atropellar, callar y, finalmente, despedir a RAYMA. Gesto que, por lo demás, sólo sirvió para hacerla más universal porque ahora la caricatura se paseará por medio mundo para terminarla de posicionar en el imaginario colectivo, como diría Juan Barreto.


Ojala y a algún graffitero osado se le ocurra alargar la firma de HUGO en esos horrorosos edificios de la Misión Viivienda que destruyeron el urbanismo de la ciudad y dejaron allí, para siempre, la marca de lo que fue esa firma en vida: la de un mercader que pagaba el afecto con ladrillos y pocetas.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Viajes peligrosos




EL BLOG OPINA

Excelente prosa con tomadura de pelo incluída, que resulta altamente refrescante y gratificante en estos tiempos de “demonios sueltos” en la política de ambas naciones. Nos queda el consuelo de que los protagonistas de estas barrabasadas de una torpeza monumental, son solo bichos, que no valen ni el papel que usan para limpiarse…
(Como diría un argentino: hay mucha “gilada” en política)

Opinión TAL CUAL Caracas| 13/09/2014
Viajes peligrosos  HARRY BLACKMOUTH/ Nueva York
  
En estas últimas semanas hemos observado los casos del ex jefe de la DIM, el general Hugo Carvajal, quien fue pésimamente tratado por el gobierno de esa minúscula islita que es Aruba, y del presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, quien debió cancelar su viaje a la República Argentina, donde hubiera sido recibido con todos los honores por el vicepresidente de Argentina Amado Boudou, previo a su probable ingreso en la cárcel.








Con cada día que pasa el mundo resulta cada vez menos ancho y mucho más ajeno para dirigentes y funcionarios del gobierno bolivariano de Venezuela. Afortunadamente, cuando parece que el faldón del paltó se les va a quedar enganchado en alguna puerta, un milagro de última hora o una cancelación en el instante postrero evitan su inmersión en el vilipendio y las (infundadas) acusaciones.

En estas últimas semanas hemos observado los casos del ex jefe de la DIM, el general Hugo Carvajal, quien fue pésimamente tratado por el gobierno de esa minúscula islita que es Aruba, y del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela Diosdado Cabello, quien debió cancelar su viaje a la República Argentina, donde hubiera sido recibido con todos los honores por el vicepresidente de Argentina Amado Boudou, previo a su probable ingreso en la cárcel.

No es nuestra intención defender al general Carvajal de los cargos que le formularon las autoridades de Oranjestad, a donde había viajado para hacerse cargo del consulado general del gobierno bolivariano. Carvajal no solo se ha defendido de las acusaciones por presuntos "delitos de lesa humanidad, tráfico de drogas, asesinatos y torturas", sino que ha contraatacado.

Ahora, todos aquellos que lo han acusado, entre ellos fiscales de Miami y de Nueva York, funcionarios del departamento de Estado, y los ejecutivos de Semana de Colombia y The New York Times de Estados Unidos, deben estar buscando asilo en alguna capital foránea, tratando de eludir el castigo por sus difamaciones.

El Dreyfus de Venezuela, convencido de que finalmente la justicia triunfará, ya ha presentado ante un juez de Caracas "un auxilio judicial con la finalidad de recabar las pruebas de la existencia de esa malintencionada campaña que, desde distintas latitudes, establecieron en mi contra". Una vez logrado ese objetivo, añadió, "procederé a demandar penalmente a los responsables".

Aunque aconsejamos al general Carvajal que espere sentado, pues las ruedas de la justicia suelen girar con más lentitud que las del escarnio, estamos seguros que logrará su redención. Justamente por estos días leímos que en Estados Unidos el teniente primero Alonzo H. Cushing recibió una medalla de honor del presidente Barack Obama por su heroísmo en la batalla de Gettysburg.

Bueno, Obama no enganchó la medalla en el pecho de la solapa del soldado porque Cushing murió hace más de 150 años, pero lo que vale es la intención. Varios de los admiradores del militar, entre ellos una dama de 94 años de edad, bregaron para que fuera reconocido su coraje. Estamos seguros que lo mismo ocurrirá con el ex jefe de la DIM. Su inocencia será celebrada. Y quizás, en menos tiempo.

VIAJE INTERRUPTUS

La cancelación del viaje que debía realizar a Buenos Aires el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela obedece a razones distintas. Pero si están plenamente justificadas sus excusas ­aunque todavía no ha ofrecido una sola­ resulta inexplicable que el gobierno de Caracas mantenga el mutismo ante el rescindido traslado de Cabello a la nación sureña.

No olvidemos que la Argentina sigue siendo vastamente recordada a raíz de la maleta sin declarar de Guido Antonini Wilson donde viajaban 790.550 dólares, y en cuya remisión y/o relleno de billetes verdes nada tuvieron que ver ni el gobierno de Hugo Chávez, ni el de Néstor Kirchner.

Por lo tanto, cada vez que un funcionario venezolano viaja a la Argentina, o un funcionario argentino a Venezuela, hay un enorme interés en toda América Latina. Es como si se unieran el hambre con las ganas de comer.

El mutismo, por alguna razón, siempre genera sospecha. ¿Cómo es posible que este cronista se haya informado de la programación del viaje de Cabello, y no de su cancelación? (Me enteré de la suspensión de la travesía en "Por mi madre", una muy interesante columna que publica TalCual).

¿Qué ocurrió para tamaño sigilo? Es posible que Diosdado Cabello, un hombre muy ahorrativo, haya desdeñado contratar a un buen encargado de relaciones públicas. Fue un error. No olvidemos que una de las funciones más importantes de esos funcionarios es averiguar el currículum de las personas que se entrevistarán con su jefe.

De haber contado con ese asesor, seguramente Cabello hubiera descubierto que el vicepresidente argentino tiene pendientes ocho juicios políticos tras haber sido acusado por el juez Ariel Lijo de "cohecho pasivo" (coima), y por "negociaciones incompatibles con la función pública".

El juez Lijo inculpó a Boudou por la apropiación de un 70% de la empresa Ciccone Calcográfica, que monopoliza la impresión del dinero en la Argentina. La firma estaba a punto de ir a la quiebra en el 2010, cuando Boudou se hallaba al frente del Ministerio de Economía, un cargo en el que se sentía como el zorro libre en el gallinero libre.

Según el juez, Boudou creó una empresa fantasma, The Old Found, se consiguió un testaferro, salvó a Ciccone Calcográfica de la bancarrota, y a cambio recibió una participación mayoritaria en la compañía.

Cuando Cabello descubrió la catadura moral de Boudou, seguramente quedó horrorizado y ordenó suspender su viaje, con los resultantes fastidios que eso involucra. Vaya uno a convencer a la empleada de una agencia de turismo que necesita diferir un vuelo. Se pueden pasar días enteros con la oreja pegada al auricular del teléfono sin que la dama se moleste en aceptar la solicitud.

Lamentablemente, la moral puritana del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela no le conquistará muchos amigos, ni le permitirá conocer otros escenarios donde lucir su prosopopeya. Y eso es perjudicial en esta época en que Venezuela necesita proyectarse al exterior y por culpa del Mundial de Fútbol carece hasta de vuelos internos.


Pero a no desfallecer. Gracias a los sistemas de satélite próximos a ser puestos en marcha, como el Cheverito Uno y el Cheverito Dos, Diosdado Cabello estará pronto en condiciones de visitar la estratósfera.